in

Cómo bajar de peso sin dietas en 2018

adelgazar sin dietas

Todas las personas que deciden realizar un cambio en su vida que implique mejorar su salud y figura perdiendo peso, seguramente en algún momento de su vida se han preguntado ¿Cómo bajar de peso?

Independientemente del método empleado, deben hacerlo de la mejor forma posible, ya que no tiene ningún sentido lograr una figura deseada si eso implica poner en riesgo tu salud.

Para lograr tus objetivos no es necesario seguir ninguna dieta extrema, si deseas perder peso de una forma saludable y duradera lo fundamental consiste en cambiar tus hábitos para siempre.

Las promesas de bajar 5 Kg, 10 Kg o más en solo un mes con una “dieta milagrosa”, no siempre son realistas, sino que además estas pueden atentar gravemente contra tu salud, pudiendo obtener un resultado adverso a través del temido efecto rebote, ganando kilos de más.

Es por ello que en esta oportunidad trataremos de explicarte como bajar de peso sin que parezca algo muy complicado.

¿Cómo puedo bajar de peso rápidamente?

La meta consiste en ingerir todos los grupos de alimentos para obtener la totalidad de los nutrientes que nuestro cuerpo necesita, sin caer en dietas que limitan las comidas.

La clave del proceso que nos llevará a la anhelada meta de rebajar, consiste ingerir menos calorías de las que gastamos a costa de azúcares y grasas, especialmente las que no son saludables.

Si deseas tomar las riendas de tu salud y de tu figura, cualquier momento es ideal para adoptar sanos hábitos de alimentación que nos ayudarán a estar más cerca de llegar a un peso sano y obtener una silueta estética.

A continuación te damos valiosos consejos para que aprendas como bajar de peso sin atentar contra tu salud, ingiriendo de forma adecuada los siguientes alimentos:

Lácteos:

Puedes elegirlos preferiblemente desnatados (leche, yogur y queso fresco 0%). Y si tomas bebidas vegetales, lo más sano es elegir las enriquecidas en calcio.

Verduras:

Todas las verduras son una fuente altamente recomendable de vitaminas y minerales. Inclúyelas tanto en la comida como en la cena, en tu plato principal, desde las hojas para ensaladas, tomate, pepino, hasta hortalizas como berenjenas, calabacín, o crucíferas brócoli, coles, entre otras y también las setas.

Frutas:

También debes incluir todas las frutas como una fuente vital de fibra energía y vitaminas incluyendo el plátano, ya que aporta grandes cantidades de potasio, el cual es clave para procesos vitales en nuestro organismo.

Lo ideal es tomar dos o tres raciones todos los días. Puedes comerlas de postre o entre horas como parte de las meriendas. Son un tentempié y un postre ideal.

Cereales, legumbres y tubérculos:

Este grupo de alimentos es el que utilizamos como una fuente energética, se podría decir que aportan una gran cantidad de energía como la gasolina de un automóvil.

Debes ingerirlas para que el organismo pueda llevar a cabo sus funciones, pero es necesario controlar la cantidad para que el cuerpo también pueda aprovechar las reservas energéticas (grasa acumulada) y así adelgazar.

La cantidad orientativa que hay que añadir en la comida es la medida de un puño, tratando de evitarlas durante la cena.

Algunos ejemplos son: el Arroz, la pasta, el cuscús, el pan preferiblemente integral, entre otros, sin dejar a un lado las legumbres como lentejas, garbanzos o alubias y las patatas.

Otra fuente de energía vital para nuestro organismo, es la conformada por las proteínas de origen animal, las cuales nos brindan una gran cantidad de energía y nos permiten también regenerar nuestros músculos. A continuación les dejamos algunas de las proteínas más importantes.

Proteínas:

Huevos: 3-4 huevos a la semana.

Carnes: Preferiblemente las blancas tales como el pollo o el pavo y una, máximo dos veces de carne roja (ternera) a la semana.

Embutidos recomendados: Preferiblemente pechuga de pavo, pollo o jamón cocido.

Pescados: Es recomendable incrementar su consumo en detrimento de las carnes rojas. Procura tomar mínimo de 3 veces por semana pescado blanco (merluza, lenguado, bacalao y otros) y 1 o 2 veces pescados azul como el salmón, boquerones y caballas.

Mariscos: Al igual que los pescados también puedes incorporarlos en todas tus recetas, algunos ejemplos son las almejas, berberechos, calamar, sepia, gamba y muchos más.

Esperamos que con esta información aprendas como bajar de peso sin necesidad de hacer una dieta extrema y para siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Qué comer para bajar de peso

¿Qué comer para bajar de peso?

Dietas para bajar de peso

Dietas para bajar de peso más efectivas de forma saludable